La Comunicación Digital convierte a las empresas en compañías de medios

La Comunicación Digital convierte a las empresas en compañías de medios

El poder del internet y las redes sociales permiten a cualquier organización tomar el papel de una empresa de medios de comunicación

El impacto que la comunicación digital ha asumido en las corporaciones, es colosal e irreversible. Su evolución no tiene fronteras y su vitalidad es inagotable.

La tecnología de la información y las herramientas disponibles para comunicarse abren un mundo de posibilidades para que las empresas no solo gesten sus propios contenidos, sino que cuenten con medios propios para diseminarlos.

Partamos del principio de que los negocios generan conocimiento, conocimiento que normalmente se encuentra bajo recaudo entre las cuatro paredes de la empresa. En la sociedad de la información y la transparencia, es impensable e intolerable, que una empresa no comparta ese cúmulo de experiencias públicamente. Es incluso un principio de moral corporativa.

Tener el conocimiento nos lleva en automático a la posibilidad de producir contenido de valor. Ello arroja múltiples ventajas a la organización, desde el control de la información, el participar e influir en la conversación y hasta posicionarse como un referente en los temas de su ámbito de negocio.

Este esfuerzo debe de iniciar por casa. Los empleados deben de ser los primeros en la lista para acceder a esta información. El intranet y las redes sociales privadas se convierten en el vehículo idóneo para ello, por su flexibilidad, inmediatez y accesibilidad.

En cuanto a lo que información pública se refiere, el mundo digital propone una diversidad de opciones. La más elemental y obligada, es el sitio web propio, espacio comúnmente con baja interacción. Quienes se atreven a ir más allá, se valen de otras herramientas de comunicación como newsletter o un blog corporativo. Y aquellas que tienen mayor inquietud, interés y quizá recursos, participan en diversas redes sociales y hay incluso quienes crean sus propias apps (aplicaciones).

Generalmente este tipo de comunicación tiene en la estructura de su contenido una marcada carga de información corporativa, mercadológica, de CRM o incluso una propuesta de venta evidente. Ello incita, en muchos casos, a un rechazo por parte del lector.

La respuesta para confeccionar una comunicación más directa, interesante, valiosa, creativa y hasta divertida, es el Periodismo de Marca, lo que algunos llaman las Nuevas Relaciones Públicas.

El Periodismo de Marca es la mejor elección para que una empresa manifieste su compromiso por compartir conocimiento. Se muestre como una auténtica generadora de contenidos de valor, más allá de la información comercial o corporativa. El Periodismo de Marca tiene un estilo de soft sale, más amigable y no de hard sale, venta palpable.

Las limitantes que hoy encaran las empresas ante los medios de comunicación tradicionales, que cada día disponen de menos espacio y afloran más interesados por este, así como los nuevos hábitos de consumo de la información, las presionan para buscar nuevas fórmulas para llegar a sus públicos de interés y dar salida a sus propios contenidos. Es en el Periodismo de Marca donde encuentran una alternativa realista.

El  Periodismo de Marca, debe de formar parte de un ecosistema digital corporativo (website, blog, newsletter, redes sociales, etc.) que permita a una organización convertirse en una compañía de medios, en el sentido de que produce contenido de valor propio y que cuenta con los conductos adecuados para divulgarlo. Debe de aspirar a convertirse en el canal de información más apreciado y cercano a los intereses de sus stakeholders y el vehículo de información más valioso para la empresa. En resumen: un referente.

Tags: